sábado, julio 08, 2017

un poema de Sergio Mondragón

Después de un poema de Hector Yánover
                                                                                    a Elías, profeta


yo no sé cantar pero sí sé que tienes que llegar
sé que eres el huésped más esperado y que estás a la vuelta de la esquina
a un paso del ojiva de mis actos
sé también que debo tener los fuegos encendidos para cuando llegues
subirán entonces los inciensos por los corredores de la cabeza
y el rocío blanco ritmará a la puerta de mi casa
a ti te han anunciado todas las voces y todos los veleros
cada noche te canta y cada día estalla por tu sol
yo no sé cantar pero los reflejos de tu barba polar me han acuchillado
cada segundo de mi corazón me toca el amor de tus palomas
y ofrendo por eso mis deseos y promesas de ciervo desterrado
y mis suspiros que laten en la boca de las piedras

pero aunque no sé cantar sí sé que debo retomar los cabellos de maíz
de mi larga costumbre de vivir enamorado,
arrancar el furioso ladrido de las bestias
y entregar las cisternas de mis ojos a la inundación de las mareas
para poder zambullirme algún día en el alumbre de tu capa
para dialogar con el ave surcadora de savias
con el ave que canta en tu espalda de adán regocijado

¡poder respirar la manzana auroral en el ojo de la Tierra!



Sergio Mondragón (México)
Publicado en el iibro Poesía y libertad (Editorial Fundación Ross)

No hay comentarios.: